Carlos García Ruiz (“BxM”)

Con el nuevo curso y casi con el otoño a las puertas, retomamos otra temporada en la que destacar la gran trayectoria de algunos de nuestros Bercianos x el mundo.

Hoy nos acompaña Carlos García Ruiz, un ponferradino de 38 años que ,tras recorrer medio mundo, actualmente reside en Bogotá (Colombia). Allí, es director pedagógico de la Corporación Ensamble Latino, donde coordina la escuela de formación actoral y dirige diversos proyectos teatrales. Carlos, que nos tiene interesantísimas cosas que contar, será quien nos acerque su perfil y trayectoria.

Nací en Ponferrada el 14 de noviembre de 1971, soy un escorpión de cabo a rabo y eso a veces incluso me asusta un poco, aunque no creo demasiado en el destino (menos mal). Estudié en el Colegio San Ignacio y más tarde en el Instituto Gil y Carrasco. Jugué mucho al futbol, mucho, tanto que llegó un día que me cansé de pegar patadas a un balón y decidí pegarle patadas al público desde el escenario de un teatro. Pero antes de llegar a esos extremos me fui a Madrid a estudiar Publicidad y Relaciones Publicas y de pasó, a vivir: “confieso que he vivido”, como dijo Pablo Neruda. Recuerdo que el primer día que subí al autobús camino a la capital que a todos asusta, me senté en la última fila de los viejos Alsa y cuando pasé Montearenas miré hacia atrás pensando que empezaba una nueva vida, nunca sabré si para bien o para mal, pero algo dentro de mi me decía que mi futuro estaba lejos de aquella ciudad que tenía una montaña de carbón como símbolo.

Y en la universidad conocí a muchas gentes de aquí y de allá, buenas malas, venenosas, dulces o estúpidas; porque dicen que de todo hay en la viña del señor, aunque el tal señor ese nunca aparezca. Entré en el grupo de teatro de la universidad, primero actuando y luego, casi de casualidad, dirigiendo y escribiendo. Y cambió todo. Poco a poco dejé de interesarme por la publicidad y empecé a investigar y aprender sobre el arte de Talía; quizá lo llevaba en la sangre y no me di cuenta (mi tío Angel siempre está a mi alrededor susurrando ideas), o quizá las cosas surgen así y punto. Un suicidio, una chiquillada, algo absurdo y sin fututro… decían muchos, pero aquí estoy y no me va del todo mal. Fundé una compañía que se llamó Teatro Cítrico, y fuimos los chicos y chicas cítricos durante once años, de 1999 a 2010, año en que la historia terminó con honores. Hicimos obras de teatro buenas y malas, vendimos más o menos, pero siempre hicimos lo que quisimos; no puedo ni debo quejarme.

He viajado por toda Europa, norte de Africa, por los fatidicos USA, estuve en Palestina, Jordania y Siria, pero fue en 2003 cuando viajé por primera vez a Sudamérica. Estuve casi dos meses con la mochila recorriendo Bolivia y Perú. En 2004 volví a Perú a dar dos cursos de dramaturgia y colaborar con un grupo de Lima, contratado por la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional) y  hasta hoy no lo he dejado. Confieso que el nuevo mundo me enganchó sin remisión. En 2005 viajé a Colombia al estreno de una obra mía en Bogotá invitado por la embajada española, volví allí en 2006 a colaborar en un montaje, y en 2007 trabajé becado en Colombia con la Fundación Carolina y pude conocer Cartagena de Indias, Medellín, Boyacá, Barranquilla, Aracataca (pueblo de origen de Gabriel García Marquez y quizá su Macondo literario) Santa Marta, el Llano… y siempre he sido recibido con los brazos abiertos, un café y un trago de aguardiente; algo que deberíamos tener más en cuenta en España. En 2008 estuve seis meses en Colombia dando clases y dirigiendo un montaje basado en textos de Shakespeare, ese año empezó mi enganche real con este país. En 2009 escribí y dirigí “Aurora”, un monólogo que fue seleccionado en 2010 para el Festival Iberoamericano de Bogotá. Allí me ofrecieron trabajar en la Corporación Ensamble Latino (www.casaensamble.com) como director pedagógico, coordinando la escuela de formación actoral y dirigiendo nuevos proyectos teatrales. Y aquí estoy.

Hay cosas que nunca puedes llegar a adivinar. Quizá decidí irme de España por temas laborales, porque me gusta aceptar nuevos retos, o sencillamente porque me enamoré. Lo que sí sé, es que decidí dar el salto en parte por el cansancio, el hastío y la falta de ideas que vi en los dirigentes culturales españoles con los que tuve que lidiar. Desde aquí, y en este preciso momento, me apetece dedicarles un gran corte de mangas y decirles al oído: “hasta luego cocodrilo”, mientras sonrío pensando en lo imbécil que puede llegar a ser una persona cuando le dan una silla giratoria tapizada en cuero; o lona, que es más cutre todavía.

¿Echo de menos el Bierzo? Claro, para mi es el mejor lugar del mundo, aunque pienso que el mejor lugar del mundo lo suele definir la compañía que tengas en ese momento. Echo de menos la comida de mi madre o de mi tía, las charlas con mi padre, y las bromas con mis hermanos. Y realmente puede que no sea la tierra más bonita que he conocido, pero allí están mis raices y mi gente, y eso es lo que cuenta.

¡Viva el Bierzo!

—————————————————

Ver otros “Bercianos x el Mundo“.

7 Respuestas a “Carlos García Ruiz (“BxM”)

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. felicitaciones a ensamble latino por la dedicación con la que insisten en los métodos actorales; la actuación es un arte que debe aprender a reposar en quienes la practican responsablemente

  3. Enhorabuena Carlos, algunos te echamos de menos.
    Lástima que muchos bercianitos se tengan que ir tan lejos porque en nuestro Bierzo diario no se reconozca a la gente que podría hacer buenas cosas por nosotros, y en cambio sigan los cuatro mangantes e ignorantes de siempre aferrados a la teta de lo fácil.

  4. Pues claro que es una pena, perder gentes con ideas. Carlos es un gran renocador del teatro, porque lo mamo desde muy joven, a traves de su tio
    Angel Ruiz uno de los promotores teatrales de Ponferrada, cuando costaba dinero montar una obra. Carlos es un luchador nato por la cultura
    y como quiere a su tierra, volvera con mas proyectos, al tiempo.

  5. Rolando Guerrero Garcia

    He sentido una gran envidia, al repasar la estela de tus viajes que dejas en el tiempo. Te deseo lo mejor en tus dotes literarias, y que no tengas pena de lo dejas en esta misera España… en el aspecto cultural, pues es de dominio publico, que el reconocimiento artistico en España es tardio y cansino….. Pero llegará el dia que seras recompensado… Por que eres muy bueno; y estaremos esperandote con los brazos abiertos . Suerte.

  6. Primo!!!! ya estamos cebando el cabrito para cuando vuelvas, un abrazo desde Madrid…

  7. Pingback: Primer Congreso de "Bercianos X El Mundo" - Plumilla Berciano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.